Harinas de Espelta/Fisga

Nuestra espelta (Triticum aestivum spelta) se cultiva en Málaga pero tiene raíz asturiana, donde se la conoce como fisga. Es muy especial ya que tras estar a punto de perderse, es una de las pocas espeltas propias de la península ibérica que se siguen cultivando. Este hermoso trigo ha resistido hasta nuestros días gracias al trabajo de conservación de muchos campesinos y campesinas, por eso ahora seguimos disfrutando de este magnífico cereal. La harina de espelta es sedosa y está cargada de matices: cereal, frutos secos, canela.. etc. Es perfecta para elaborar panes y repostería ya que aporta un sabor y una esponjosidad únicas.