HARINAS

Harinas Spiga Negra, el valor de la materia prima

Aunque en Spiga Negra nos especializamos en la producción de sémolas para la elaborar la pasta, también ofrecemos harinas de granos cultivados en nuestra tierra:
Harinas de trigo duro (Triticum turgidum durum):

Este cereal propio de climas mediterráneos y cálidos tiene granos firmes y dorados. Sus harinas son ligeramente granuladas, amarillentas, dulzonas y de un intenso gusto a cereal. Su alto valor nutricional, perfumado aroma y sabor lo hacen ideal para elaborar panes artesanos (tipo Pane di Altamura, pan cateto, pan moreno…), dulces tradicionales, pasta fresca y también rebozados. Obtendrás panes de miga poco alveolada y densa, aunque también va genial para masas de alta hidratación. Si eres "panarra" esta harina te sorprenderá.

Utilizamos variedades de alta calidad como el Simeto y también ofrecemos una línea de harinas de trigos duros antiguos de distintas variedades como Senatore Cappelli, y la Timilia. (Tumminia) Además estamos recuperando trigos olvidados como el Recio, Rubio, Blanco Verdial….etc. Harinas de Espelta/Fisga (Triticum aestivum spelta):

Nuestra espelta cultivada en Málaga tiene raíz asturiana y es muy especial ya que es una de las pocas espeltas propias de la península ibérica que se siguen sembrando. Tras estar a punto de perderse, este cultivo ha resistido gracias al trabajo que muchos campesinos y campesinas han realizado durante años. La harina de espelta es sedosa y está cargada de matices: cereal, frutos secos, canela.. etc. Es perfecta para elaborar panes y repostería ya que aporta un sabor y una esponjosidad únicas. Debido a la producción limitada que tenemos de esta harina, no siempre está disponible.